«

»

ago
11

Vlad Tepes.

Vlad Tepes

Vla Tepes (1431-1476) hijo de Vlad II, también llamado Vlad Drácula o Vlad el Empalador, fue un voivoda o principe feudal de Valaquia, particularmente celebre por su feroz y sanguinario caracter. El nombre Drácula tiene un origen no del todo claro. La palabra rumana drac, deriva del latín "draco" , que significa dragón o diablo, lo que sin dudo se conecta con "La Orden del Dragón" (Societas Draconistarum) , a la que pertenecía el ya citado padre de Vlad Tepes, y que fuera fundada en 1408, por el Rey Segismundo de Hungría, para combatir al Imperio Otomano. Por otro lado, el término "drakul" significa mas especificamente aún diablo , y la "a" que le acompaña a veces , seria indicativa del parentesco , es decir, "hijo de" .

También hay quien busca el significado en el término "drkol" , que podría traducirse por palo o estaca, de hay el sobrenombre de El Empalador.

Sea como sea lo cierto es que Vlad el Empalador, tar numerosas peripecias, fue hecho prisionero junto a su hermano Radu , para ser después coronado príncipe de Valaquia . Fue destronado mas tarde por el anterior príncipe Vladislav II, y luego reinstaurado en el trono en 1456 por el célebre Jan Hunyadi.

Vlad Tepes se haría célebre por sembrar el terror en sus campañas guerreras, como método de afianzar su poder. Asi, se dice que, el 2 de Abril de 1459, hizo empalar a dos mil soldados, lo que resulta insignificante si tenemos en cuenta que se le atribuye la captura y posterior empalamiento de veinte mil soldados turcos, en 1461.

El empalamiento y la decapitacion eran sus modos favoritos de ejecución y tortura, y se cuenta que gustaba de comer frente a los prisioneros agonizantes, disfrutando asi del espectáculo.

En 1462, acusado de aliarse con Mehmed II, Vlad fue hecho prisionero por Mathias Corvin o Corvino, y liberado mas de diez años despues, tras haberse convertido al catolicismo.

Vlad Drácula encontraría la muerte en 1476, dos años despues de su liberación, tras una batalla contra los turcos.

Su cabeza fue paseada por todo el Imperio Otomano, como prueba inequívoca de la muerte del temido Empalador, y, finalmente depositada en el monasterio de Snagov, cerca de Bucarest.

En Rumanía y Hungría, la figura de Vlad Tepes es también la de un héroe y defensor de la patria en la lucha contra los turcos, cuya efigie adrona numerosos altares rumanos y centroeuropeos.

 

Un saludo.