«

»

ago
03

Iluminación en Fotografía

Iluminación

La iluminación en la fotografía es muy importante ya que sin luz no se puede visualizar los objetos.

La dirección de la luz y la altura desde la que incide tienen una importancia decisiva en el aspecto general de la fotografía. Variando la posición de la fuente, pueden resaltarse los detalles principales y ocultarse los que no interesen. De la dirección de la luz también depende la sensación de volumen, la textura y la intensidad de los colores.

La luz puede provenir de fuentes naturales o artificiales, y, en cada caso, posee una serie de características.

La luz natural es mas dificil de controlar, pues cambia constantemente de intensidad, dirección, calidad y color; con la luz artificial todos estos parámetros pueden controlarse, pero resulta más cara e incómoda de usar, y, ademas, limita la extensión de la superficie iluminable.

 

La dirección de la luz

Iluminación Frontal

La fuente de luz se halla a espaldas del fotógrafo y de frente al objeto.

 

Iluminación Lateral

Llega al sujeto de lado, en torno a 90º. Produce un costado fuertemente iluminado y otro en sombra

 

Iluminación Semi- Lateral 3/4

La luz le llega al objeto fotografiado en forma diagonal, en torno a 45º. Es la espocisión más recomendada.

 

Contraluz

La luz proviene de atrás del objeto fotografiado y le llega de frente al fotógrafo, de forma totalmente contraria a la luz frontal. Puede producir imágenes muy bellas de siluetas en alto contraste.

 

Iluminación Semi- Contraluz

La luz cae sobre el motivo en posición intermedia entre la iluminación lateral y el contraluz, en torno a los 135º. Es util para marcar perfiles y bordes con una sobre exposición.

Iluminación Cenital

Es cuando el resplandor proviene directamente de arriba. Produce sombras verticales muy oscuras y zonas iluminadas excesivamente claras; no son apropiadas para fotografiar el rostro humano. Es la iluminación mas dificil de trabajar.

 

Iluminación Contrapicado – Nadir

La luz proviene de abajo hacia arriba, en posición parcialmente contraria a la cenital. Los retratos tomados con esta iluminación producen un efecto inquietante al invertir la posición normal de las sombras en el rostro. Utilizada principalmente en películas de suspense y misterio.

 

Un Saludo.