«

»

ago
04

Formato RAW

Formato Raw

Cuando haces una foto en Jpeg, la cámara lee el contenido del sensor de la imagen y después, aplica todos los ajustes que hayas hacho en tu máquina (como el balance de blancos, la saturación, el color, etc…). Luego guarda el resultado en la tarjeta de memoria, en el formato con pérdidas. Jpeg.

Si haces una foto en Raw, la cámara lee el contenido del sensor de la imagen y luego no aplicará ningún tipo de modificación, sino que graba los datos binarios del CCD o CMOS directamente en la tarjate, sin cambios. Los ficheros ocupan sustancialmente mas en la tarjeta ya que carecen de la compresión con pérdidas de Jpeg y sólo se aplica una compresión binaria simple ( sin pérdidas, algo similar a un Zip).

Un fichero que en Jpeg ocupa 4.5 Mb, en Raw puede ocupar 20Mb

El formato Raw solo se emplea en las DSLR, y muy pocas compactas lo soportan.

La principal ventaja es el hecho de que cada vez que abres una foto Raw puedes aplicar ajustes diferentes, sin afectar al original que siempre permanece inalterado. Tienes un control total sobre la exposición, el color y todos los demás aspectos de una foto. Además carece de los artefactos y errores de una imagen o color que introduce la compresión Jpeg en las fotos. Raw siempre es perfecto, donde "perfecto" es la máxima calidad que puede ofrecer tu sensor de imagen.

Para este tipo de fotografías, hay un plugin llamado Camera Raw que se instala con el Adobe Photoshop y que te permite hacer grandes cambios a este formato de imagenes.

Para mitigar un poco el impacto negativo que tiene el gran tamaño de las fotos en Raw, algunos fabricantes han buscado soluciones intermedias. Canon por ejemplo, dispone del formato sRaw, que produce ficheros de aproximadamente 1/4 del tamaño del Raw. Esta reducción sin embargo, tiene un precio. Pierdes algo de resolución en las imagenes, lo que significa que no podrás imprimirlas más grande de 10×15 cm, ya que se notarán los defectos que contienen.

 

Un saludo.