»

jul
16

Bienvenidos

Es curioso como a lo largo de nuestro día a día hacemos cientos de cosas de forma inconsciente sin detenernos a pensar el por que actuamos de esa manera. Una de las mas curiosas, y a la vez cotidianas es nuestra forma de gestionar el espacio personal.

El espacio personal dicta la distancia cómoda que mantenemos con el resto de personas a la hora de relacionarnos; existen muchos estudios al respecto, y es muy curioso comprobar como este valor varia en función a la personalidad, sexo, o el entorno cultural al que pertenecemos.

Cuando nos subimos a un autobús y este se encuentra semi vacio, lo mas probable es que a la hora de sentarnos lo hagamos en un asiento alejado del resto de viajeros, y una vez en nuestro sitio, se nos haría incomodo que habiendo tantos sitios libres alguien desconocido decidiese sentarse a nuestro lado; esto se debe a la concepción que tenemos del espacio intimo.

Del mismo modo, esta visión cambia radicalmente en el caso de que la persona que se sienta a nuestro lado sea conocida, o cuando el autobús esta lleno. Nuestra percepción de espacio personal se reduce inconscientemente, por lo que la sensación es completamente diferente (al margen de lo incomodo de ir apretado).

En el mundo virtual las distancias físicamente no existen, pero con la generalización de Internet y el éxito rotundo de las distintas redes sociales la forma de relacionarnos e incluso nuestra concepción del espacio personal se han visto visiblemente alteradas.

Es muy interesante ver personas que se sentirían incómodas por el hecho de compartir asiento con un desconocido, pero que atesoran en su cuenta de Tuenti cientos de ellos, los cuales gozan de acceso a sus datos personales y fotografías mas comprometedoras fruto de la conocida "fiebre del sábado noche".

En palabras de un gran comunicador, internet es una bonita ventana al mundo…una ventana al infinito que cada uno debe decidir cuando abrir y cuando cerrar

 

Bienvenidos a www.kaviwest.com